Seguidores

NOVEDADES - NOTICIAS IMPORTANTES
Para ingresar a la pagina de ventas, click aqui
Para ingresar a la pagina de ventas, click aqui
Para ingresar a la pagina de ventas, click aqui
Para ingresar a la pagina de ventas, click aqui


Cursos para principiantes todos los meses

Reuniones de grupo

Talleres



INFORMES:

cecicactus@gmail.com
o al cel 223-15-5288348


ATENCION AL PUBLICO:

Horario:
lunes a sabados de 10 a 17hs




en Rejón 4110 Mar del Plata.

domingo, 9 de febrero de 2014

Tips de riego: cuando regar?

Siempre me preguntan como debe regarse un cactus o suculenta, y realmente la respuesta es muy facil! Pues, hay que regar....cuando la planta, cactus o suculenta, tiene la tierra seca.

Las raices de éstas plantas, sólo crecen cuando necesitan agua! Tienen sed y se estiran para buscarla, y crecen. Es cuando se produce una buena masa radicular, una buena base para el crecimiento. Pensemos, de acuerdo a éste razonamiento, que está bien que puedan tener el sustrato seco por algunos dias para estimular ese crecimiento. Son plantas resistentes, tienen reservas...podemos confiar que van a saber sobrevivir a la sequia, porque es su naturaleza.

Solamente teniendo unas raíces sanas y fuertes tendremos nuestros cactus o suculentas en estado óptimo.

En casa siempre tengo unos palitos de madera, esos que se usan para brochette, o cualquiera similar, para poder ver cuando el sustrato esta realmente seco. Introduzco el palito por el borde interior de la maceta, para no romper las raices, hasta abajo...hasta tocar el piso de la maceta.





Si el palito de madera al salir esta mojado...todavia nuestra planta no necesita riego...tiene la tierra mojada.




Si el palito de madera al salir esta seco...ahi podemos pensar en regar. Solamente a partir de ese momento.


Ahora, tenemos que practicar y controlar la humedad....manos a la obra!!

martes, 4 de febrero de 2014

Los Cardones, un simbolo.

El cardón de mi pais es el Trichocereus pasacana, o atacamensis.



Es un simbolo del norte argentino, pueden alcanzar alturas de mas de 10 metros, son muy longevos, llegando hasta los 250 años de edad.
Pueden verse como un gran tallo con miles de largas espinas amarillas, solitario en su etapa juvenil, y ramificándose en su adultez. Sus flores son grandes, blancas y abren en la noche.


Cuenta una leyenda, que los cardones que hay en los valles, en especial en el camino a Amaicha del Valle, son indios, que convertidos en plantas, aún vigilan los valles y los cerros. Ellos velan por la felicidad de sus habitantes, que de ésta manera, nunca mas serán perturbados por extraños en conquista de tierras.
Pero mas trágico es saber cómo se convirtieron en plantas.


Se cuenta que en épocas de la conquista, el Inca, al ver que los españoles estaban dominando y martirizando a su pueblo, envió emisarios a los cuatro puntos del imperio para organizar las tropas, y asi dar un golpe mortal al invasor.
Para ello, los guerreros se apostaron en puntos claves por donde pasarian los conquistadores, esperando la orden de atacarlos por sorpresa. Pero, ésta orden nunca llegó, pues los chasquis enviados fueron capturados en el camino, el Inca tambien fue caturado, torturado y muerto.



Los valientes indios esperaron, esperaron, y vieron desorbitados pasar las tropas europeas sin recibir la orden de atacar. Pasó el tiempo y, desolados, quedaron en sus puestos. La Pachamama, piadosa, los fue adormeciendo y haciendolos parte de ella. Asi comenzaron sus pies a unirse a la greda, y la Madre Tierra los cubrió de espinas para evitar que los dañaran en su sueño.
Se dice que aún hoy éstos estoicos vigias esperan la orden que nunca llegará.




Otra leyenda, cuenta la historia de la flor del Cardón.

Pasakana era la hija de un cacique Inca, y enamorada de Kehuailu, al no obtener el permiso paterno para casarse con su amado, huyó cn él. Perseguidos, imploraron a Pachamama su protección.
Ésta, generosa, los cobijó en su cálida tierra e hizo brotar de la misma a Kehuaillu transformado, enfundado en un poncho color verde, dentro del cual abrazaba a su amada Pasakana: ese es el Cardón.
Cada vez que la joven desea ver el paisaje de su amada tierra, para evitar ser reconocida, se asoma, transformada en la bellisima flor blanca del Cardón.






Fotos cedidas por mi amigo Diego Armentano, tomadas en hábitat, enero 2014. Gracias!

Todas las fotos que se ven aquí han sido tomadas por mi y realizadas a mis plantas, salvo cuando se indique lo contrario.
All the pictures you see here, were taken by me, and carried out my plants.Except, when otherwise indicated.